20 cosas que volvería a hacer en Bogotá

Tengo que admitir que Colombia tiene un no sé qué que me encanta. Creo que no me cansaría de volver y aunque hay muchos lugares que aún me quedan por conocer, no me costaría regresar por un rato a Bogotá. Así aprovecharía para repetir esas experiencias que ha hecho únicas mis visitas anteriores.

1.- Comería obleas en pleno centro de la ciudad. Eso sí, no creo que repetiría la combinación del queso, la mora y el arequipe. Con lo básico me iría bien y es lo mismo que les recomiendo a ustedes. No mezclen más de dos sabores.

2.- Volvería a recorrer el centro de la ciudad con la gente amable de Bogotá Pass, que me contaron de la historia de la ciudad con una sonrisa y mucha buena vibra.

E7EECE53-BDDB-41A4-8F19-E593812E973B
Catedral de Bogotá

3.- Me sentaría un rato en la Plaza Bolivar para ver cómo las palomas vienen y van, mientras la gente pasa con calma.

4.- Iría al mercado de Paloquemao, a husmear sus puestos y, sobre todo, a comer un “corrientazo” a la hora del almuerzo. Y claro, probaría el mangostino, la pitahaya, el lulo y la granadilla, frutas éxoticas de Colombia.

1C247B48-4E2D-4AAC-B497-12D646227956
Plaza de Mercado Paloquemao

5.- Compraría una aromática para calentar el cuerpo mientras paseo por la ciudad.

6.- Subiría a la terraza del Centro Cultural Garcia Márquez solo para tener esa vista maravillosa de la catedral desde las alturas.

6E683734-1D89-4615-B6B4-7220F2CD88A2
El cielo de Bogotá desde la terraza del Centro Cultural Gabriel Garcia Márquez 

7.-Daría una vuelta por el Museo de Botero, que es de entrada gratuita, e iría leyendo en alto alguno de los nombres de sus obras.

8.-Buscaría murales en Chorro de Quevedo y me fotografiaría en las puertas de colores de sus casas. También entraría a tomar un café o chocolate caliente en Casa Galería Café.

IMG_3360
En esos instantes entre La Candelaria y Chorro de Quevedo

9.- Daría una vuelta nocturna por la Zona T, para ver la movida de la ciudad cuando termina el día.

10.-Me hospedaría en Republica Hostels en Chapinero.

IMG_3844
La salita donde se sirven los desayunos cada mañana en Republica Hostels

11.- Me tomaría un “canelazo”, bebida caliente a base de aguardiente con limón, canela y panela, para que el frío bogotano no sea tan fuerte.

12.- Pasaría una mañana en la Librería Wilborada, que parece sacada de una película de Harry Potter, para trabajar o leer un rato. Además, dentro está Café Cultor, perfecto para una merienda.

IMG_0297
Parece sacada de Harry Potter, ¿no?

13.- Pasearía por Chapinero Alto buscando algún café o restaurante para terminar la tarde y le comentaría a mis amigos que ese barrio se parece mucho a algunos en Inglaterra.

14.- Subiría al Cerro Monserrate, para ver la inmensidad de Bogotá desde lo más alto.

IMG_3716
Bogotá desde arriba se ve inmensa

15- Comería una Bandeja Paisa en el Restaurante San Felipe, a solo unos minutos del Museo de Botero.

16.- Me perdería en La Candelaria y tomaría fotos de todas sus ventanas de colores.

IMG_4187
La Candelaría tiene un no sé qué difícil de explicar

17.- Desayunaría con buñuelos y almojábanas acompañados de un “tinto”.

18.- Pasaría el domingo en Usaquén y vería con calma cada uno de los puestos del Mercado de las Pulgas.

3847EDAC-FD55-4F98-8FD0-97A42ED097A6
Usaquén es como devolverse en el tiempo

19.- Pasaría la tarde en algún Juan Valdez, conversando con algún amigo o escribiendo un rato.

20.- Cenaría en algún lugar de la zona G con los amigos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s