La encantadora Brujas / The charming Bruges

Si tuviera que describir Brujas en una sola palabra diría “encantadora”. Esta ciudad no solo es inmensamente bella sino que tiene un aire mágico que es indescriptible. Creo que su ambiente medieval te hace sentir como en un cuento. Es tanta su riqueza arquitectónica, histórica y artística que hoy en día es Patrimonio Mundial de la UNESCO. Y su importancia a nivel turístico es tal que en la actualidad es una de las ciudades más visitadas de Europa.

Brujas está a tan solo 90 kilómetros de la capital belga y pueden llegar allí tomando un tren desde la estación central de Bruselas, el ticket cuesta alrededor de 12 euros (si viajan en feriados y fines de semana) y en poco más de una hora llegarán a esta ciudad llena de canales y calles empedradas.

Una vez allí, pueden llegar al centro histórico caminando desde la estación central. En su vía comenzarán a encontrar los atractivos principales de la ciudad. Caminen despacio, sin prisa, o tomen uno de los botes que recorren la ciudad y conózcanla desde uno de sus distintivos turísticos, sus canales.

Al ser muy pequeña no necesitarán más de un día para visitarla, de hecho, muchas personas aprovechan para visitar Brujas y otra ciudad en el mismo día. Aun así, si tienen tiempo, lo mejor es que la visiten con calma.

Entre los atractivos principales de Brujas se encuentran: La Plaza Mayor o Grote Markt, ubicada en pleno centro, es el punto de encuentro de miles de turistas, el sitio más visitado y lleno de vida en la ciudad. Allí se celebra un mercado todos los días sábados; la Plaza Burg, casi pegada al Grote Markt y segunda plaza de mayor importancia en la ciudad. El ayuntamiento, el campanario de Brujas y la Iglesia Nuestra Señora, la torre más alta en la ciudad, son otras de las visitas que no pueden dejar de hacer.

Con Brujas me pasó que no necesite mapa, ni horario, ni ruta. Solo nos dejamos llevar por sus pequeñas calles, su aire medieval y sus canales. No pensamos mucho hacia donde iríamos, solamente nos aventuramos a disfrutar de la ciudad. Nos perdimos y descubrimos cada rincón caminando sin buscar nada en específico y creo que fue una maravillosa idea.

Dentro de las cosas que puedo resaltar es que aprovechen y compren las famosas papas fritas belgas y se sienten a disfrutarlas en pleno Grote Markt; que entren a cada chocolatería y prueben uno que otro bombón y que si por casualidad en su caminar se encuentran con el Espresso Bar “I Love Coffee” no dejen de entrar.

—  English —

If I have to describe Bruges in one word I would say “charming”. This city is not only immensely beautiful but it also has a magical air that is indescribable. I think its medieval atmosphere makes you feel like in a fairytale. Such is its architectural, historical and artistic wealth that today is part of the UNESCO World Heritage. And its importance in terms of tourism is so big, that today is one of the most visited cities in Europe.

Bruges is only 90 kilometers away from the Belgian capital and you can get there by train from Brussels Central Station, the ticket costs about 12 euros (if traveling on holidays and weekends) and in just over an hour you will arrive to this small Venice.

Once there you can reach the historic center on foot from the central station. On your way you will begin to find the main attractions of the city. Walk slowly, no hurry, or take one of the boats along the canals of Bruges and get to know the city from one of its most touristic distinctive, the canals.

As it is a small city, you will not need more than a day to visit it, in fact, many people take the opportunity to visit Bruges and another city in the same day; even so, if you have time, it is best to visit it in stride.

Among the main attractions of Bruges you will find: The Grote Markt, located in downtown, is the meeting point for thousands of tourists, the most visited place and full of life in the city. There, a market is held on Saturdays; Burg Square, almost touching the Grote Markt and second most important square in the city. The town hall, the belfry of Bruges and the Our Lady Church, the tallest tower in the city, are other places that visitors can´t miss.

What happened to me in Bruges was that I didn’t need map, or schedule or route. We only got carried away by its small streets, its medieval atmosphere and its canals. We didn’t think much to where we were going, we only adventured to enjoy the city. We got lost and found every nook, walking without seeking anything specific and I think it was a wonderful idea.

As I always like to give some personals advices, here I can say: do not miss the opportunity to buy some famous Belgian fries and sit to enjoy them at Grote Markt; get in every chocolate store and try different types; and if by any chance in your journey you encounter the Espresso Bar “I Love Coffee” get in and enjoy a nice cup of coffee.

Anuncios

2 comentarios en “La encantadora Brujas / The charming Bruges

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s